Nadie Sabe Ni El Dia Ni La Hora-Pero Si Conocemos La Temporada el Rapto

cuando sera el rapto el rapto la fiesta de las trompetas

Antes de hacer este breve estudio quiero dejarles saber que: 

NO ESTOY DANDO UNA FECHA ESPECÍFICA PARA EL RAPTO DE LA IGLESIA. 

Jesús mismo dijo que nadie sabría la fecha ni la hora de la venida de Jesús.  Amen.  

Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre.

*La frase, "nadie sabrá el día ni la hora" fue un modismo usado en el siglo primero que se refería a la aparición de la luna nueva en la cabeza de cada mes. Un modismo con el que Jesús habría estado muy familiarizado. Al hacer referencia a este modismo en Mateo 24:36, Jesús nos dijo muy claramente que sabríamos el tiempo de su venida debido al anuncio de la luna nueva y en este versículo en particular sólo podía estar señalando a la Fiesta de las Trompetas.

Los judíos de la antigüedad dependían de la luna para determinar el comienzo de cada mes, por lo tanto, la luna servía como su calendario. La luna nueva ocurre cuando aparece el primer rayo. En la antigüedad, nadie sabía el día o la hora en que aparecería el nuevo rayo, por lo que se establecieron dos testigos autorizados por los sacerdotes para vigilar los rayos de la luna nueva. Hay una ventana de dos días para que esto ocurra. Debido a que las fechas del mes eran establecidas después de la apariencia de la nueva luna, era una gran responsabilidad. Doce veces al año los dos testigos anunciaban la cabeza del mes (el primer día del mes)  cuando observaban la nueva luna. Tan pronto como el primer rayo de la luna se hacía visible, los dos testigos lo anunciaban a los vigilantes que luego lo anunciaban a Israel encendiendo fuegos en las colinas. Después de su anuncio, los sacerdotes podían establecer todas las fechas importantes, los días de reposo y las convocaciones santas para cada mes.

La única fiesta en la cual se dificultaba poner fecha fija era la Fiesta de las Trompetas porque ocurría el primer día del mes a la aparición de la luna nueva. Esto significa que los sacerdotes no podían fijar la fecha DESPUÉS de la luna nueva sino en el TIEMPO EXACTO de la aparición de la luna nueva. Por lo tanto, nadie sabría el día ni la hora exacta del comienzo de la Fiesta de las Trompetas hasta que los dos testigos pudieran confirmar que aparecieron los primeros rayos de la luna nueva. Tan pronto se confirmaba la nueva luna las trompetas comenzaban a soplar anunciando el comienzo del nuevo año. (www.hebroots.org)

Wow. Si no se te paran los pelos a ver esta explicacion de la frase, "nadie sabe ni el dia ni la hora" voy a tener que pellizcarte para ver si estas vivo. 

Este extracto lo tome de mi libro:  Las Bendiciones Sobrenaturales de las Fiestas de Dios.  Para conocer mas sobre el significado profetico de las fiestas consiga su libro en forma digital AQUI. O, en copia de papel AQUI


Publicación más antigua/Older Post Publicación más reciente/Newer Post


Dejar un comentario/Leave a comment