Los Beneficios de la Intimidad con Dios

Jesús quiere ser todo en tu vida. Quiere participar en cada detalle, sin importar cuán pequeño o grande sea. Muchas veces estamos tan atrapados en hacer, hacer, hacer en lugar de ser. El Señor te quiere a TI. Sí, Él tiene obras diseñadas para que las hagas, pero más que las obras que Él te ahnela a ti. Él quiere conocerte, pasar tiempo contigo y deleitarse en ti.

El Señor no está esperando que logres un montón de cosas para poder amarte. Su amor por ti es INCONDICIONAL. No depende de tus obras, depende de tu obediencia. Y la intimidad con Él te ayudará a escuchar Su voz para que puedas obedecerla. ¿Y sabes lo que sucede cuando obedeces Su voz? Empiezas a hacer lo que Él le dice.  Y el estrés desaparece porque estás siguiendo Su voz. Y el Señor nunca dará más de lo que puedas manejar.

Nuestro ejemplo es el mismo Jesús. El hizo grandes obras para el Padre. Pero, ¿qué hacía después de sanar a los enfermos y enseñar a las multitudes? Pasaba tiempo SOLO con el Padre. Necesitaba ese tiempo de intimidad para recargarse, derramar Su corazón, llorar, adorar y simplemente pasar tiempo amando al Padre. Sigamos Su ejemplo y seamos libres del ajetreo de la vida e invirtamos tiempo con Él.

Con mucho amor,

Pastora Hazael


Publicación más antigua/Older Post Publicación más reciente/Newer Post


Dejar un comentario/Leave a comment